COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Florentino Pérez y José Ángel Sánchez están buscando desesperadamente gol para el Real Madrid. Quieren suplir a Gareth Bale, que sigue manteniendo un mercado excepcional en la Premier League a nivel deportivo y de marketing, por un ‘killer’, por un delantero que pueda garantizar el número de goles que se echa en falta actualmente en el cuadro de Zinedine Zidane, sobre todo, en LaLiga. La continuidad de Cristiano Ronaldo y de Karim Benzema ya se afrontará a su debido tiempo y existe cierta autocrítica en el hecho de no haber sabido convencer a Álvaro Morata para que siguiera en el Bernabéu y no se fuera al Chelsea. Para el verano, según siga o no CR7, podrían llegar dos delanteros de gran calidad, que tuvieran como característica principal su capacidad goleadora.

Florentino Pérez, al igual que Zinedine Zidane, ven claramente que con la actual plantilla y los refuerzos que barajan, la idea de jugar con un ‘4-4-2’ es mucho más efectiva porque da equilibrio ofensivo y, sobre todo, defensivo en el medio campo y libera a Cristiano Ronaldo y a quien juegue a su lado.

El retrato robot de ese fichaje sería Robert Lewandowski (Bayern), que lleva tiempo siendo objetivo del Real Madrid pero que tiene dos problemas: Primero que el club bávaro no es un equipo vendedor, sino todo lo contrario. Segundo, que el internacional y goleador polaco tiene ya 29 años de edad. No tendría mucho sentido gastarse una millonada por un jugador que ya está a las puertas de la treintena.

El que más gusta es Harry Kane (Tottenham), el crack del cuadro que dirige Mauricio Pochettino. Encima, sus partidos con los ‘spurs’ en Champions frente al Real Madrid aún le han encantado más a Florentino Pérez. El goleador, nacido en Londres hace 24 años, convence por ser el hombre de área que se busca al que creen totalmente compatible con Cristiano Ronaldo ya que el portugués rinde mucho más cuando no debe jugar de espaldas en la posición de ‘nueve’ y tiene alguien de referencia a su lado como es el caso de Karim Benzema. Esa sería la gran apuesta del Real Madrid a la espera de ver si Neymar es atacable a final de temporada o no. Los planes, tal como adelantó MD, son ir a por el brasileño dentro de dos años.

La noticia publicada por Marca conforme a que el Real Madrid tenía previsto 200 millones de euros para un gran fichaje el próximo verano que muchos entendieron que era para invertir en Neymar, en cambio, podrían estar destinados a hacerse con los servicios de Harry Kane y logra que el Tottenham, un club rico, escuchar la oferta blanca. El cuadro blanco tampoco tiene miedo del efecto inglés (la leyenda de que los británicos no rinden fuera de las islas), ya que entienden que David Beckham o Steve McManaman lo hicieron muy bien o que Michael Owen cumplió.

Mbappé no es posible

El Real Madrid se ha arrepentido ahora de no haber ido a por Kylian Mbappé cuando se lo ofrecieron a Florentino Pérez tras asistir a un partido de Champions entre el Mónaco y el Manchester City. Entonces su cotización estaba sobre los 60 millones de euros, que subió a los 80 poco después. Pero era una cifra mucho más asequible que la locura de los 180 ‘kilos’ que ha pagado el Paris Saint Germain por su ‘cesión’ que incluye una cláusula obligatoria de compra a final de temporada (¡salvo que el PSG descendiera!) y hace imposible que los blancos vayan a por él. Además, el entorno de Kylian Mbappé le han hecho saber a Florentino que Kylian está “muy a gusto en París”. El Real Madrid se ha olvidado del joven crack, premio Golden boy al mejor sub 21 de Europa, al menos, por el momento.

Hay un segundo nivel de jugadores interesantes en los que entrarían Antoine Griezmann (más que nada por tener el precio fijo de 100 millones de euros a final de temporada), aunque tendría un elevado coste en las relaciones con el Atlético de Madrid. Ya en su dia no se culminó el fichaje del Kun Agüero por el mismo motivo. Luego está el joven internacional alemán Timo Werner (RB Leipzig, 21 años) al que han estado siguiendo pero que no acaba de responder a las expectativas. Todavía menos el italiano del Torino, Andrea Belotti, que a pesar de los rumores, nunca ha entrado en quiniela alguna del Real Madrid.

Tampoco parece tener posibilidades el ‘madridista’ Pierre-Emerick Aubameyang que a pesar de su interés y ofrecimientos por fichar por el club blanco no cumple los requisitos que quiere Florentino Pérez. Consideran al ghanés del Borussia Dortmund como un excelente delantero pero no el hombre de área y goleador que buscan desesperadamente.

Insigne y Dybala

El ‘scouting’ del Real Madrid sigue muy de cerca al napolitano Lorenzo Insigne que sin ser un goleador nato, cumple muchas expectativas de los planteamientos del cuadro blanco. Pero el Calcio Napoli no quiere oír hablar de perder a su jugador estrella junto a Dries Mertens. Ese futbolista estaría más en el plano de cubrir la marcha de Gareth Bale, hombre por hombre, como también lo sería el preferido de Zinedine Zidane, la estrella del Chelsea, Eden Hazard. Son grandes jugadores, que meten goles, pero no son hombres de área como se pretende.

Exactamente sucede lo mismo con Paulo Dybala, un futbolista que le encanta a Florentino Pérez, con el que, incluso, llegaron a contactar, pero que, tras la confirmación de Isco Alarcón y Marco Asensio no resulta tan interesante por estar esa zona sobradamente ocupada como lo prueba que dejaran ir a James Rodríguez al Bayern.

El Real Madrid va a invertir seriamente el próximo verano en reforzar la plantilla. Florentino va a volver a fichar ‘galácticos’ o, al menos, futbolistas que él crea que merecen ese calificativo. El objetivo número uno será un auténtico ‘killer’, a poder ser Harry Kane. Luego un central de calidad que llene el vacío que dejó Pepe, de propina un lateral que debe ser el realista Álvaro Odriozola, sin olvidarse de un portero que intentarán que sea Kepa Arrizabalaga o David de Gea. Y todo ello sin olvidar que como se ponga a tiro Neymar irá a por él ya mismo, sin esperar los dos años que ambas partes han planificado previamente.