COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Suceso inusual que se ha tomado las primeras planas de todo el periodismo deportivo mundial y que pone en mal predicamento la seriedad del fútbol ecuatoriano. .. Jugadores de Fuerza Amarilla tomaron las riendas en su equipo y decidieron ser ellos quienes recauden la plata que ingresaba a su club por la venta de taquillas para el partido del sábado por la tarde ante Emelec.
Familiares, amigos y los niños de los jugadores se han sentado en la boletería para vender los tickets del partido, ¿por qué lo hicieron?
1) Les deben cinco meses de sueldo (a pesar que el reglamento solo permite retrasos hasta por 3 meses) y querían asegurarse de tener ellos la plata.
2) El presidente del club renunció y el nuevo presidente “casi ni se lo ve” como se mencionó por parte de la plantilla.
3) No había personal administrativo del club, ya que dejaron de trabajar por falta de pago.
Una situación inusual que deja en mal predicamento al fútbol de nuestro país, sus dirigentes y su administración.

John García, director deportivo del club, se comunicó con STUDIOFÚTBOL y aclaró el tercer punto al cual se hace referencia en la nota con respecto al personal administrativo.

“Eso en ningún momento se dio (la ausencia del personal), el personal administrativo del club si estuvo ahí haciendo los trámites necesarios para jugar el partido. Los jugadores si se hicieron cargo de la taquilla como alguna vez yo lo hice como jugador… Viendo los intereses de ellos para que no haya boletos duplicados o falsos. Se hicieron cargo para que el dinero no se desvíe para otro lado”, expresó García.

“Han estado desde un principio, sabiendo la situación que atraviesa el club pero saben que vivimos épocas de gloria y bonanza y ahora que estamos en un momento difícil lo entienden y siguen laborando” recalcó el directivo del club.