COMPARTIR:

Fuente: El Colombiano

En medio de una discusión que se presentó en el partido que Colombia perdió 2-1 ante Corea del Sur, el antioqueño Edwin Cardona, jugador al servicio de Boca Juniors, protagonizó un gesto racista que enojó a los rivales.

En el minuto 63, después del segundo gol de Corea, el mediocampista discutió con los rivales y les hizo un gesto de ojos rasgados imitando su apariencia que no causó gracia en el Suwon World Cup Stadium y en las redes sociales, en las que no le perdonaron la actitud al jugador.

El árbitro no percibió la expresión por lo que el jugador no fue amonestado.