COMPARTIR:

Fuente: MD

El vestuario del Real Madrid vive con preocupación su situación en la Liga, que unida a la baja racha goleadora del equipo ha llevado a las estrellas blancas a cierto nerviosismo. En las imágenes de TV, se pudo ver a Cristiano Ronaldo en el partido de Las Palmas yéndose serio después de que Isco marcara el 3-0 definitivo.

El motivo, según El Transistor, es que el luso esperaba que el malagueño celebrara con él el gol, después de haberle dado el espectacular pase. El malagueños, sin embargo se fue hacia el fondo y fue abrazado por varios compañeros sin correr hacia la banda, donde CR7 esperaba su gratitud.