COMPARTIR:

Fuente: MD

Hace ya más de un mes y medio que Diego Costa está tranquilamente en el Atlético de Madrid, preparándose para el 1 de enero cuando pueda ser inscrito por el club colchonero de forma oficial y pueda volver a competir. Pero ni eso ha calmado aún las aguas en el Chelsea, donde su salida fue una de las más tormentosas que se recuerdan. Meses después aún puede salpicar a algún compañero de ese vestuario.

Así lo asegura el ‘Daily Star’ que afirma que el respaldo que el defensa central le brindó a Costa en este asunto le está pasando factura en este momento en sus relaciones con Antonio Conte. No sólo claro, porque también se suman factores de la propia convivencia dentro del vestuario de los ‘blues’, pero dicho diario señala que el hecho de que el brasileño diese la cara por su compatriota no le gustó entonces al italiano quien, ahora, le ha dejado de lado.

Según esta información, el central se quedó sin jugar en el triunfo del Chelsea, en Premier League, del domingo sobre el Manchester United y además se le obligó a entrenar por su cuenta. Según este medio, al italiano no le gustó algunas cuestiones relacionadas con una discusión de tipo táctico en una complicada sesión de entrenamiento en las instalaciones de Cobham el jueves pasado. Además, tuvo palabras con Gary Cahill y Cesc Fabregas tras la derrota por 3-0 ante la Roma.

Señala el diario inglés que Willian, otro amigo cercano de Costa, también ha visto reducida su participación. Concluye la información citando fuentes del propio Chelsea que niegan que ambos asuntos estén relacionados con Diego Costa pero el periodista inglés que lo firma, Owen Fulda, asegura que sí.