COMPARTIR:

Fuente: MD

Arséne Wenger cargó duramente contra los árbitros después de que su equipo, el Arsenal, perdiera en el Etihad Stadium contra el Manchester City con dos acciones polémicas. Sobre el penalti que supuso el 2-0 para los locales, el técnico francés criticó que “creo que no era. Sabemos que Raheem Sterling se tira bien, eso lo hace muy bien” y reclamó que “el tercer gol es fuera de juego. Estoy muy decepcionado porque con 2-1 estábamos en el partido. El tercer gol nos mató y no es coincidencia que los errores siempre son para el equipo de casa, como ya sabemos”.

“Es desafortunado que el partido acabara como acabó. Estoy decepcionado. Puedes aceptar que el City gane de una manera normal, son un buen equipo, pero así es inaceptable. La temporada pasada perdimos dos goles de fuera de juego y ha pasado otra vez”, reclamó Wenger que denunció, sobre como parar al equipo de Guardiola, que “será una temporada difícil, de la manera en la que han empezado, la calidad que tienen, pero nunca se sabe. Si encima de esto tienen arbitrajes en casa como estos, serán imparables”. Wenger se expone a una sanción de la FA, que suele castigar a los jugadores y entrenadores que se quejan de los árbitros.

Preguntado al respecto, Guardiola recordó que “ganamos de la mejor manera y lo merecimos de lejos. Las oportunidades que creamos y las pocas ocasiones que concedimos. Me dicen que fue fuera de juego y no me gusta ganar de esa manera, así que es como es, pero a veces el Arsenal gana en Burnley 1-0 con la mano, así que a veces es así. De la manera que nos gusta jugar, lo hicimos realmente bien”, dijo el de Santpedor.