COMPARTIR:

Fuente: Pasion Futbol

Libertad apretó los dientes, defendió la exigua ventaja con sudor y le dio sentido a la ventaja lograda hace siete días por medio de Santiago Salcedo para eliminar a Racing en Avellaneda y convertirse en el primer semifinalista de la Copa Sudamericana.

El local lo buscó hasta el final del partido, pero se chocó contra Rodrigo Muñoz y su propia impericia para lograr el tanto que, al menos, forzara los penales. Ahora Libertad espera por el ganador del cruce entre Independiente y Nacional de Paraguay, que definirán también en Avellaneda con clara ventaja para el Rojo, ganador del primer partido por 4 a 1.