COMPARTIR:
FOTO: AGENCIA AFP

Fuente: Infoba

La situación de Cataluña, que proclamó su independencia de manera unilateral con 70 votos a favor, 10 en contra y 2 abstenciones, deja ciertas dudas deportivas a la hora de pensar en el futuro. Equipos, Federaciones y hasta la Selección Nacional se ve involucrada.

La decisión unilateral con la que se llevó a cabo la independencia catalana no afectará inmediatamente al deporte, pero sí podría hacerlo con el correr de los meses, si la FIFA o las Federaciones no llegan a un acuerdo.

La mayoría de las autoridades deportivas de la región, entre ellas el Fútbol Club Barcelona, se mostraron optimistas y dispuestos a seguir compitiendo en sus actuales ligas pese a que El Parlament declaró la creación de una República Catalana.

Sin embargo, la ley del deporte no acepta que equipos de otros países puedan jugar oficialmente en la liga local, a excepción de Andorra, un pequeño país soberano del suroeste de Europa. El gobierno de España tendrá que tomar la decisión de hacer una excepción con los nuevos clubes del Estado Independiente… si así lo quisieran.

A su vez, deberán estar atentos a la decisión que tome la FIFA, de quien dependerá la admisión o expulsión de los organismos rectores. “Es un proceso que podría extenderse a los 6 años en algunos de los casos”, aseguró el diario español Marca.

El Barcelona, el Español y el Girona, entre otros, están en esta situación. No habrá cambios inmediatos en La Liga. No habrá exclusiones y el torneo seguirá de la misma forma que hasta ahora. Además, la declaración de la independencia catalana no irá de la mano con la pérdida automática de la nacionalidad española. Si Cataluña es admitido en los máximos organismos deportivos, el deportista podrá decidir a quién representar.