COMPARTIR:

Fuente: MD

La Magistrada titular del Tribunal Federal de Brooklyn, Pamela Chen, emitirá esta misma tarde la primera sentencia sobre el FIFAGate. Chen debe pronunciarse sobre Héctor Trujillo, exjuez del Tribunal Constitucional de Guatemala y exsecretario general de su Federación, acusado de corrupción en los partidos de la selección de su país. El exdirigente guatemalteco está acusado de recibir fuertes sobornos a cambio de contratos por los derechos comerciales del equipo nacional de su país. Trujillo, que fue detenido por el FBI mientras disfrutaba de un crucero con su familia en Florida, se declaró culpable ante los tribunales de Estados Unidos a cambio de colaborar con la Justicia y de una reducción de pena, que quedaría en menos de 57 meses pero que, en su máximo, obligaría a su ingreso en prisión.

La siguiente sentencia que se espera es la de Rafael Callejas, expresidente de Honduras (1990-1994) y exdirigente de la Federación de Fútbol de ese país. Como Trujillo, en caso de ser sentenciado, aún podría recurrir a la Corte de Apelaciones, cuyo titular es Michael García, precisamente el fiscal que, en su etapa en excedencia, investigó la corrupción interna en la FIFA y cuyas conclusiones, plasmadas en el conocido como ‘Informe García’, fueron declaradas semisecretas por la organización.

Con esta sentencia sobre Héctor Trujillo, la juez Pamela Chen abrirá el rosario de resoluciones judiciales por el FIFAGate, el escándalo de corrupción en la FIFA que acabó con la inhabilitación de Blatter y la imputación de 39 exdirectivos de la organización, entre ellos cuatro exvicepresidentes, acusados todos ellos de corrupción. La mayoría de los encausados han reconocido los hechos, pero otros no han podido ser puestos aún a disposición de la Justicia norteamericana, entre ellos Nicolás Leoz, el expresiente de la Confederación Sudamericana, gran amigo de Ángel Villar.

Mientras en Estados Unidos el FIFAGate ya comienza a arrojar sentencias, en España el ‘Caso Federación’, también por presunta corrupción, que irrumpió el pasado 18 de julio con la detención y posterior encarcelamiento preventino y salida bajo fianza de Ángel Villar, su hijo Gorka y de Juan Padrón, sigue en fase de instrucción. El Magistrado Santiago Pedraz avanza con la investigación, pero aún faltan al menos 18 meses para que el juez se pronuncie sobre el juicio oral.