COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Manchester City tuvo que sufrir esta tarde (noche en Inglaterra) y se impuso por la vía de los penales al Wolverhampton (de la Segunda división) para avanzar en la Copa de la Liga.

El equipo goleador de las últimas semanas en la Premier League y UEFA Champions League no pudo romper el arco de un rival que lo complicó en demasía.

Fueron 120 minutos donde no se movió el marcador, los dirigidos por Pep Guardiola no se mostraron cómodos y no pudieron mostrar el ‘tiki taka’ respectivo.

En los penales -con el formato ABBA- la figura fue el portero Claudio Bravo al atajar dos penales y darle la clasificación al City.