COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Barcelona SC actual está sumergido en una serie de cosas, la primera y más importante es la semifinal de Copa Libertadores ante el Gremio que ya está a la vuelta de la esquina, la segunda es que en el Campeonato local las cosas se le complican para los cupos a la Libertadores en el caso que no se llegue a conseguir dicho trofeo. La tercera y última es acerca de la cantidad de partidos que debe afrontar y esto ha derivado en varios requerimientos de diferir compromisos locales.

Si bien para el tema de los Clásicos del Astillero no hubo problema pues en esta ocasión con LDU Quito sí, en el Comité Ejecutivo de la FEF del martes pasado BSC presentó la petición y el asesor jurídico dijo que no procedía. LDU también tenía la intención de no postergar y en un principio ellos iban a analizarlo.

El reglamento del Comité Ejecutivo de la FEF en sus artículos 139 y 231 se refiere a este tipo de casos y el hecho de que si BSC juega el miércoles 1 de noviembre en Copa (ante el Gremio en Brasil) el duelo del 29 de Octubre ante los ‘albos’ podría anticiparse solo hasta el sábado.

Esto pese a que en el 231 se indica que se dará todas las facilidades para que los clubes que jueguen competiciones internacionales no tengan problemas en su participación luego menciona esto: “Cuando el club ecuatoriano clasificado para participar en la competición internacional debiere jugar en día miércoles en el exterior, podrá solicitar al Comité Ejecutivo, que le autorice adelantar el partido previo del correspondiente al Campeonato Ecuatoriano de Fútbol para día sábado”. Hasta el momento se conoce de manera extraoficial de que el partido se jugaría el SÁBADO 28  a las 16h30 en el Monumental.

Además no es la primera vez que varios clubes han tenido problemas por participaciones internacionales, en 2011 LDU no tuvo las facilidades previo a la final de la Copa Sudamericana que terminaría perdiendo ante la U de Chile. Al Emelec también le tocó jugar cuatro partidos en una semana y al Independiente del Valle se le obligó presentar un plantel repleto de juveniles mientras era finalista de la Libertadores en 2016.

Las posturas son diferentes, por un lado la reacción de los dirigentes de BSC señalan la falta de apoyo por parte de LDU y la FEF mientras que Esteban Paz asegura que le desean lo mejor pero que no era procedente. Ahora le toca a Barcelona donde el club amarillo deberá sacar fuerzas de flaqueza en este ‘sprint’ final de temporada, la gloria continental está a solo cuatro partidos.