COMPARTIR:
AFP / Dimitar DILKOFF

Fuente: Clarin

Cuatro veces campeona del mundo (1934, 1938, 1982 y 2006) y con sólo dos ausencias en la cita más importante (1930 y 1958), Italia tiene miedo de quedarse en el camino y no llegar a Rusia 2018.

El sorteo del repechaje lo pone cara a cara con Suecia para sacar un boleto de urgencia al Mundial. Con el equipo que extraña a Zlatan Ibrahimovic (renunció en 2016 y además está lesionado) se enfrentará el 10 de noviembre en Estocolmo y el 13 probablemente en el estadio San Siro, de Milan.

Una encuesta del diario deportivo La Gazzetta dello Sport muestra un moderado optimismo: el 51 por ciento cree que Italia logrará el pasaje y el 48% que no. En la calle, sin embargo, la temperatura es más fría.

Lo concreto es que la Azzurra llega a este momento en crisis tras una eliminatoria muy pobre. Terminó segunda, a cinco puntos de España en el Grupo G, quien en el último enfrentamiento entre ambos la goleó 3-0. En el cierre, además, sumó un empate 1-1 como local ante Macedonia y triunfos por 1-0 ante Israel y Albania.

Las críticas recaen, en parte, en Gian Piero Ventura, un técnico de 69 años sin antecedentes en equipos importantes y que llegó al cargo casi por descarte. Antonio Conte rompió su contrato a los dos años, seducido por la oferta del Chelsea. En ese momento, los candidatos eran Roberto Mancini y Fabio Capello, quienes estaban ocupados, y la idea era que a Ventura lo acompañara su gran amigo Marcello Lippi como Director de selecciones. Pero al DT campeón en 2006 le jugó en contra que su hijo fuera empresario futbolístico (una traba reglamentaria) y se quedó afuera.

Según Matteo Dotto, periodista de la cadena MediaSet, “Cualquiera puede complicar a esta Italia, que está en un nivel muy bajo, sin grandes figuras y con un entrenador que tampoco está a la altura. El equipo no tiene juego ni estrellas que lo puedan salvar. Está viejo atrás y cualquier equipo corre más. Para colmo le tocó Suecia, que junto a la República de Irlanda eran los rivales más temibles. La única ventaja es que define como local, pero realmente existe mucha preocupación y temor de no llegar a Rusia”.

Italia jugó una sola repesca: fue en 1997 contra Rusia, cuando ganó con un resultado global de 2-1. Un detalle: en el partido de ida, jugado en Moscú el 29 de octubre, debutó Gianluigi Buffon en la selección. Gigi estará otra vez defendiendo el arco azzurro.

Suecia, en tanto, disputó tres repechajes y apenas superó uno, en 1974, ante Austria (2-1 en partido único). Antes perdió contra Suiza (también en un solo encuentro 2-1) en la previa de Chile 1962 y más recientemente cayó ante Portugal (4-2 en el global) en el camino a Brasil 2014.

Los suecos son temidos porque participaron del Grupo A, donde terminaron segundos de Francia (como local le ganaron 2-1) con 19 puntos (seis triunfos, un empate y tres derrotas; 26 goles a favor y nueve en contra) y eliminaron a Holanda, tercera en el último Mundial. Es decir, ya dieron un golpe y van por otro.