COMPARTIR:

Fuente: Ole

Sin dudas que la jugada de los chilenos no salió para nada bien, ya que finalmente terminó beneficiando a Perú que tendrá la chance histórica de regresar a un Mundial después de 35 años si es que supera a Nueva Zelanda en el repechaje. Lo cierto es que la bronca entre ambos países quedó y el ‘Ñol’ Solano le tiró más gasolina al fuego. Y eso que ellos salieron ganando…

“Tratábamos de enfocarnos en el partido nuestro y no en los otros. A nosotros nos gusta ganar los puntos en la cancha pero las reglas están para cumplirse”, expresó el histórico mediocampista peruano en diálogo con ¿Cómo te va? Y agregó: “Los chilenos deben estar arrepentidos de haber abierto la boca”.

¿A qué se refería el Ñol? Al famoso escritoriazo que inició Chile por la mala inclusión de Nelson Cabrera de parte de Bolivia y que terminó favoreciendo a su selección. Es que la Roja había empatado 0-0 y, tras el pedido, el TAS le dio la razón: le anotaron un 3-0 a favor. El tema es que eso mismo sucedió con Perú, que elevó el reclamo luego de que Chile lo iniciara: los peruanos pasaron del 0-2 al 3-0. Es decir que, de no haber habido pedido, Chile hubiera superado a Perú en la tabla por un punto (el del empate en Bolivia).

Por otra parte, destacó el trabajo de Gareca, el líder del cuerpo técnico y una figura clave en esta gran campaña de Perú: “Viene haciendo un gran trabajo en Perú, fue clave. Hay un agradecimiento de parte de la federación y de la gente muy grande para con él”.