COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El Manchester United habría prohibido, según el The Sun, jugar a baloncesto a Paul Pogba. Así, el centrocampista francés se quedará sin poder practicar una de sus aficiones favoritas. Y más ahora que ha vuelto a Estados Unidos justamente para tratarse algunos problemas musculares.

Así las cosas, el staff médico del club inglés quiere que Pogba deje su obsesión por el baloncesto, con el objetivo de prevenir posibles lesiones. Los doctores cree que es un riesgo para su musculatura y por los impactos que sufren sus rodillas. Creen que su afición por este deporte le ha llevado a la lesión que tiene ahora.

Hay que recordar que Pogba se lesionó a a mediados de septiembre en un partido de Champions League.