COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Maximiliano Barreiro, delantero de Independiente del Valle, charló el martes con los medios de información acerca de la situación actual de su equipo, la polémica que tuvo con el cuerpo técnico de Clan Juvenil y la selección ecuatoriana.

De lo que fue el choque con Clan Juvenil, dijo: “Fue un partido espejo ante un rival que no venía bien y nosotros teníamos que demostrar. No fue fácil, pero el equipo mostró hombría, profesionalismo y ganas de revertir un partido que estaba complicado. Se sacaron seis puntos buenos para prendernos y definir con Delfín para pelear por la punta”.

De inmediato, aclaró: “Yo grito los goles míos y de mis compañeros cuando son importantes. Si ellos se sintieron así, decirles que no fue mi intención. Las circunstancias del partido se dieron de forma efusiva, se les empató y se les remontó. Llegamos muchas veces y las cosas no gustan cuando se hacen las cosas bien dentro de la cancha”.

“Fue fundamental haber ganado los dos partidos, lamentablemente viene la eliminatoria, porque estábamos en racha, pero vamos a afinar las máquinas y a preparar el partido contra Barcelona”, añadió el atacante de nacionalidad argentina.

Lamentó la para acotando: “Nos habría servido seguir jugando, porque agarramos una racha linda que te hace sentir confiado. El otro día entraron los suplentes y ganaron el partido, Alexis tiene el problema de ver quién juega y quién no”.

Por La TRI, opinó: “Siempre dije que este fútbol ha crecido muchísimo, lamentablemente no pudieron mantener la regularidad del inicio. A mis compañeros espero que les vaya bien, contra rivales mundiales. Ojalá Ecuador pueda clasificarse, me siento como en mi casa en este país”.

“Lo importante es que Ecuador tiene grandes jugadores. El fútbol es ingrato, pero lo que vale es que hay grandes jugadores. Es importante tener recambio, no siempre van a jugar los mismos. Me pone contento ver a esta nueva camada”, sentenció el futbolista de 32 años de edad.

Nota de: Víctor Loor Bonilla