COMPARTIR:

Fuente: Ole

Arjen Robben se quejó porque su hijo de nueve años tenía en Infantiles mayor actividad en las prácticas que él con Carlo. El plantel del Bayern Munich, a espaldas del despedido DT italiano, debía así trabajar por su cuenta…

Bombazo. Picante el holandés… Arjen Robben, según la revista deportiva Kicker, se quejó ante la cúpula de su club, el Bayern Múnich, de que su hijo de nueve años se entrenaba más intensamente en su equipo infantil que lo que lo hacían él y sus compañeros bajo la dirección de Carlo Ancelotti.

El mismo medio asegura que el descontento se dio por la poca intensidad de los entrenamientos del italiano, que ya venía desde la temporada anterior, y que los ya retirados Xabi Alonso y Philipp Lahm se habían quejado de esta misma cuestión.

Los problemas crecieron en el verano europeo, durante la pretemporada, lo que habría llevado a que algunos jugadores organizaran entrenamientos adicionales por su cuenta, lo que Ancelotti habría prohibido.

Las críticas de los jugadores no sólo tenían que ver con el técnico, sino también con su preparador físico, Giovanni Mauri, que el jueves pasado sólo hizo un precalentamiento de tres minutos y sumado a otras actitudes, lo llevaron a que también fuera separado de su cargo.