COMPARTIR:

Fuente: Ole

El entrenador de la Juventus, Massimiliano Allegri, puso el grito en el cielo por las demoras que ocasionan la implementación del VAR, después del empate 2-2 ante Atalanta por la última fecha de la Serie A. “Esto se va a convertir en el béisbol de Estados Unidos, donde se pasan diez horas en el estadio y se comen maníes y hay una acción cada cuarto de hora”, señaló Massimiliano Allegri sobre las dudas que tiene acerca del asistente de vídeo al arbitraje.

Es que el partido estuvo marcado por dos intervenciones del VAR, en las cuales el árbitro demoró en tomar una decisión: Primero, el juez anuló un gol de la Juve por una falta de Lichtsteiner al comienzo de la jugada (codazo al Papu Gómez). Más tarde, en un tiro libre de Dybala, el juez entendió que hubo mano de un defensor de la barrera. Chequeó la acción en la pantalla y terminó cobrando penal para los de Turín. Volvió a patear el cordobés pero lo tapó el arquero.

Ante las polémicas decisiones del árbitro dentro de la cancha y la interrupción en el ritmo de juego que implican este cambio tecnológicos en el fútbol, el DT de la Juve añadió: “Lo utilizamos en casos en los que las decisiones son subjetivas. Y en mi opinión no es bueno para el fútbol, como el deporte que conocemos”, declaró Allegri tras 97 minutos de partido. Sí, hubo siete minutos de adición (uno primero, seis después).