COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El partido entre Madrid Borussia Dortmund de la fase de grupos de la Champions League empezó con polémica por un penalti no pitado a favor de los alemanes. Tras una jugada de ataque de los de Peter Bosz, Yarmolenko centró al segundo palo donde Philipp, solo, remató escorado a portería. Su disparo fue repelido por los brazos de Ramos, que cometió penalti, y Keylor Navas. No obstante, el árbitro Kuipers no decretó penalti en una jugada que, de ir el balón a gol, debería haber sido de roja.