COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Gabriel Schürrer, director técnico de Deportivo Cuenca, charló con los medios de información acerca del empate dramático contra Clan Juvenil en el estadio General Rumiñahui de Sangolquí. El duelo correspondió a la décima jornada de la segunda etapa del campeonato ecuatoriano 2017.

“Seguimos en la parte alta, no primeros pero sí en la parte alta. Complicadísimo partido, nos pusimos dos veces por debajo. Varios jugadores no estuvieron en su mejor rendimiento y eso se notó. Fue parejo, al final se rompió un poco. Lamentamos con haber sumado los tres puntos, pero no perdimos”, expresó el DT.

“No coincido con que no tomamos la iniciativa, lo que pasa es que debimos reaccionar a un resultado adverso. El segundo gol es a un error nuestro. Nosotros teníamos el control del juego y nos salían de contra, así nos hicieron un gol. Hoyos puede entrar mejor o no tan bien, nosotros trabajamos en lo óptimo para cada uno de ellos, pero son cosas que suceden en el fútbol”, agregó.

“No buscamos mayor poderío por hacer un par de cambios, la genta ya nos conoce y a momentos jugamos con dos centrales y otros con tres. Ninguna alternativa te hace tener mayor protagonismo, sólo cambian las funciones de los laterales. Lo único que varía con línea de cuatro, es tener más tenencia de la pelota, pero el partido se había quebrado por las situaciones”, añadió el profesor.

“Todo partido tiene su complejidad diferente, hoy era otro partido y ante un rival que había goleado en casa. No encontramos la claridad de otros momentos y eso fue fundamental. Después, los cambios no sólo nuestros, desacomodan un poco el juego y todo varía. Así sucedió y encontramos los empates dos veces con el marcador en contra. Siempre hay cosas para mejorar y lo queremos hacer para el próximo partido”, sentenció Schürrer.

Nota de: Víctor Loor Bonilla