COMPARTIR:

Fuente: AS

Messi vio tarjeta amarilla en el partido ante la Juventus por protestas a Damir Skomina, árbitro del partido. El argentino consideró que la falta que Pjanic había hecho sobre él era merecedora de tarjeta y con la intención de que el jugador de la Juventus fuera amonestado fue andando y pidiéndole al colegiado la amarilla.

En un momento Messi incluso llegó a agarrar por el hombro al árbitro para que le escuchara. Finalmente, el colegiado amonestó al futbolista culé por sus reiteradas quejas.