COMPARTIR:

Fuente: AS

Volker Struth, representante del madridista Toni Kroos, criticó duramente aDembéle y su comportamiento para forzar su traspaso al Barcelona. Fue en una entrevista en Sport Bild, donde repasó el mercado de fichajes y la industria de la representación. “Debido a tipos como Dembélé tengo una reputación de mierda”,comenzó a decir el agente. “Estoy enfadado por el hecho de que los consejeros se hayan asegurado de que Dembélé no fuera a entrenarse con el Dortmund. ¡Los asesores! Ese comportamiento del jugador no me va en absoluto”.

Struth se refiere a la decisión de Dembélé de no acudir voluntariamente a un entrenamiento de su por entonces equipo, el Borussia Dortmund, para propiciar su salida al Barça. “Ousmane Dembélé se perdió de manera injustificada el entrenamiento del Borussia de Dortmund y, obviamente, se trata de una decisión consciente cuando se da este paso. Este comportamiento equivocado se debe sancionar sin duda”, llegó a decir Michael Zorc, ejecutivo del club alemán.

Struth, el líder de la industria de la representación en Alemania con su agencia Sports Total (en su lista de clientes se encuentran jugadores como Kroos, Marco Reus o Höwedes), se mostró contundente al hablar de esa actitud del francés, que fichó por el Barça por 105 millones por 40 en variables: “Yo me separaría inmediatamente de un jugador que hace eso. ¿Dónde vamos a llegar?”. Por último, el agente pide que haya más transparencia en el mundo de la representación: “Ahora cualquiera se entromete en esto y no puede ser”…

Volker Struth no es de los que se esconden a la hora de salir a los medios y mostrar su posición crítica. El agente arremetió en 2015 contra Guardiola debido a que uno de sus representados, Götze, no gozaba de minutos en el Bayern. Y más recientemente, el pasado mes de julio dejó patente su descontento por la elección de Lahm y no de Kroos como mejor jugador alemán del año: “El mejor fue Toni”.

Por último, recordó cómo fue el traspaso de Kroos al Real Madrid en 2014. El mediocentro alemán, al que le quedaba un año de contrato con el Bayern, no llegó a un acuerdo con los de Múnich a la hora de renovar y no tuvo dudas a la hora de aceptar la oferta blanca. “Toni estaba descontento con la oferta del Bayern, por lo que las negociaciones se congelaron rápidamente, y si nos fijamos en los precios de hoy y usted recuerda que Kroos firmó por el Real Madrid por 25 millones de euros, se puede decir que es el negocio del siglo para el club madridista”.