COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Michel Deller, directivo de Independiente del Valle, charló con los medios de información después del amargo empate de su equipo contra Barcelona Sporting Club, el pasado sábado en el estadio olímpico Atahualpa de Quito, por la novena jornada de la segunda etapa del campeonato ecuatoriano 2017.

“Durante años no he hecho comentarios del arbitraje. En el primer tiempo hay una jugada que José Angulo se está yendo solito al arco. Viene un jugador del equipo rival, le agarra y le bota. El estadio entero lo vio, los hinchas de Barcelona se quedaron callados, porque sabían lo que pasaba”, dijo a la prensa.

“Primero era falta, no la pitaron. Segundo, creo que es penal, no estoy seguro. Y tercero, era amarilla o roja, más roja que amarilla, porque era último hombre. Al Loco (Gabriel Cortez) le provocaron todo el partido, incluyendo el DT de Barcelona (Guillermo Almada), y el árbitro miraba y le saca una amarilla al Loco”, agregó.

De inmediato, acotó: “Uno como dirigente quiere defender a sus jugadores, no ver esto. Estuvimos muy frustrados todos, puedo enumerar muchas otras jugadas así. La del Tín me molestó demasiado porque se iba solito al arco. No vamos a presentar nada, ¿para qué sirve?”.

Para terminar, expresó: “Manejamos el partido y tuvimos minutos en los que perdimos la concentración y nos empataron. Eso es culpa nuestra, falta de madurez, pero sí estoy molestísimo por jugadas que no entiendo y son muy evidentes. Se tiene que aplicar el reglamento por igual para las dos partes, sino no hay Fair Play”.

Nota de: Víctor Loor Bonilla