COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Ousmane Dembélé(Vernon, 15 de mayo de 1997) ha visto cumplido su sueño de jugar en el FC Barcelona, club al que sigue desde pequeño. El joven extremo francés no ha tenido un camino fácil hasta el Camp Nou, estadio en el que desea dar muchas alegrías a los aficionados culés, y ahora espera devolver la confianza que le ha brindado el club con creces. Ambicioso y con ganas de demostrar su valía como futbolista, Dembélé llega al Barça para triunfar.

Llega usted para cubrir el vacío de Neymar y dice no quiere que le comparen. ¿Pero cree que su juego es similar al del brasileño?

No lo creo. Neymar es un gran jugador y yo aún tengo que esforzarme en mejorar, jugar como yo sé y sacar mis mejores cualidades. Me gusta driblar y dar el pase decisivo a los compañeros.

Neymar formó una gran conexión con Messi y Suárez. ¿Espera lograr lo mismo?

No pienso en eso. Lo que espero es poder adaptarme bien al equipo y conocerlos a todos, a Messi, Suárez, Iniesta… pero sobre todo tener una buena entrada con el grupo.

Ellos eran conocidos como la MSN, ¿Le gusta la nueva MSD?

No, no… (risas) Como he dicho, lo que quiero es adaptarme bien con mis compañeros. Estas cosas ya las dejo para la prensa.

Robert ha luchado mucho por ficharle pero ha llegado un año después de lo que él hubiera querido. ¿Por qué no quiso venir?

No habría jugado en el Barça lo que necesitaba. Solo llevaba medio año jugando como profesional. Tenía que aprender más.

Con el Borussia ganó la Copa pero le faltan aún títulos grandes. ¿Cuál le hace más ilusión?

No tengo uno en especial en mente, espero que podamos ganarlos todos. El Barça es un gran club y quiero ganar la Liga y la Champions. Conseguirlo sería algo magnífico.

En las tensas semanas previas a su fichaje, antes de firmar con el Barça, ¿habló con Umtiti o Digne?

Sí. Con Samuel hablé mucho por teléfono y me decía: “Espero que puedas venir al Barça, yo quiero que se haga posible”. Es un gran amigo, hablamos a menudo desde hace ya muchos años.

El Madrid se entrometió al final en las negociaciones.

Yo no sé nada de eso. Nunca he oído hablar del Madrid este verano. Estoy muy feliz en Barcelona. Elegí a mi club desde hace mucho tiempo. Soy seguidor del Barça desde los 8 años.

¿Ha hablado alguna vez con Zinedine Zidane?

No, no. Una vez me lo encontré cuando yo era pequeño. Vino a Rennes para sacarse el título de entrenador con otros exfutbolistas, pero no hemos hablado desde entonces.

Ya ha podido hablar con Valverde. ¿Qué le dijo? ¿Qué le pidió?

Me dijo que estaba contento de que estuviera aquí en el Barça, que espera que haga un buen trabajo y que me pueda adaptar bien al equipo, pero sobre todo que esté tranquilo.

Puestos a elegir, ¿prefiere jugar por la derecha o la izquierda?

Es lo mismo para mí. En Rennes jugaba más por la banda izquierda, pero también por la banda derecha e incluso algunas veces jugaba por el centro y en Dortmund lo mismo, alternaba las bandas. No tengo problema con el puesto que ocuparé.

¿Está listo para debutar contra el Espanyol?

Esto no lo sé. En estas cosas es el entrenador el que tiene que decidir. Lo que yo tengo que hacer es coger ritmo. Hacía dos semanas que no tocaba balón y no entrenaba con el grupo y sé que debo volver a coger la dinámica de entrenamientos.

Tiene ganas de correr ya por el Camp Nou?

Muchísimas. Nunca he visto un partido allí y ahora jugaré. Me impactó el recibimiento en la presentación.

Dijo que Messi es el mejor de la historia. ¿Qué recuerdos tiene del Barça cuando era más pequeño?

Uno de los mejores momentos que me viene a la cabeza es el el 4-1 al Arsenal en la Champions con cuatro goles de Messi. Yo tenía 13. Fue una gran exhibición. Y un año antes el gol que metió Iniesta al final contra el Chelsea. Salté con su gol. Tenía un póster suyo en mi cuarto. Es un sueño jugar ahora al lado de los dos.

¿Cuál es su mejor virtud como futbolista?

Las asistencias de gol. Me encanta dar el pase definitivo y encontrar la mejor solución para mis compañeros.

¿Qué le falta por mejorar todavía en su juego?

Tengo que marcar más goles. Me gusta dar pases, pero quiero ser un mejor jugador en todos los aspectos y si marco goles lo seré.

Visitó la semana pasada el Museu del Camp Nou y se fotografió con los cinco Balones de Oro que ha ganado Messi. Thomas Tuchel le ve como claro candidato. ¿Sueña ganarlo algún día?

No es mi sueño ni mi objetivo. Lo que quiero es estar aquí, jugar con los mejores futbolistas del mundo. Están en el Barça y para eso he venido. Para conquistar títulos para el equipo y luego poder estar con Francia en el Mundial de Rusia. Ganarlo es mi otro gran sueño.