COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

La llegada de la selección argentina al hotel de Montevideo ha tenido anécdota. Y, claro, protagonista: Lionel Messi. El ’10’ del FC Barcelona y la albiceleste hizo realidad el sueño del niño llamado Luciano Viejo, de 11 años. El astro argentino fue el último en bajar del autobús, justo cuando un niño rompió las filas e intentó llegar al futbolista, hasta que lo interceptaron varios encargados de seguridad.

Pero el hecho no pasó inadvertido para Lionel Messi, quien vio como retiraban al niño y gritó para que lo dejaran pasar. Luciano ha podido estar junto a su ídolo. Después de ese momento tan emotivo, el niño contó que además le había escrito una carta en la que le demostraba todo su cariño y le contaba que es su ídolo. Entre lágrimas, el pequeño Luciano mostró orgulloso a todos los canales televisivos su inolvidable foto con Messi.