COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Al parecer los días aciagos se están alejando de a poco en Liga de Quito, parece que han encontrado algo de paz luego de una primera etapa de horror que los tuvo condenados en las posiciones de descenso.

Bajo la dirección técnica de Gustavo Munúa, LDU estaba en picada, en una caída libre donde parecía no tener fin y los malos resultados eran cuestión del pan de cada día.

Los números de Munúa fueron bajísimos, en 22 partidos solo ganó dos y sacó 17 puntos de 66 posibles. Un 25.7% de efectividad que resultó siendo una vergüenza y más aún para una institución como LDU.

Pero ahora, bajo el mando de Pablo Repetto se está empezando a ver otro cuadro ‘albo’, tanto así que en pocas fechas ya supera a su antecesor en partidos ganados (tres) y ha sumado 11 puntos de 21 posibles lo que da un rendimiento del 52.4%.

En apenas siete partidos ha prácticamente duplicado el rendimiento del equipo que es casi el mismo, excepto por las incorporaciones del colombiano Sherman Cárdenas y del brasileño Lucas Lima.

Es claro que falta para mejorar pero al menos en LDU ya hay algo de tranquilidad.