COMPARTIR:

Fuente: Infobae

A raíz de la salida de Neymar al PSG, no es la primera vez que el Barcelona sufre una fuga en su plantilla por culpa de una cláusula de rescisión. En el 2000, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, le arrancó el corazón al conjunto azulgrana tras llevarse a su capitán: Luís Figo.

En una entrevista que concedió a “FOX Deportes” durante su gira por Estados Unidos, el directivo dejó en claro que sabía lo que significaba la contratación del portugués.

“Nadie había pagado 60 millones en el 2000. Hablé con Figo y le convencí, pero no era fácil, era el capitán del Barcelona”, reconoció Pérez durante el diálogo con FOX Deportes. “Como decía Jorge Valdano: era como arrancarles el corazón. Pero le dije que queríamos construir sobre él este gran proyecto y aceptó”, sentenció.

“Luego vino Zidane, cada jugador fue una historia distinta y muy difícil porque queríamos sacarlos de ahí y además llevarnos bien con su club porque la imagen es muy importante”, aclaró el Presidente de la institución madrileña, recordando también el episodio que vivió con el francés y la Juventus.

El empresario de 70 años consiguió hacerse con el máximo cargo en la institución por primera vez en el año 2000, en donde aclaró que “la situación económica era muy mala”. Florentino, sin embargo, optó por fichar a “Zizou” por 75 millones, mientras que a su alrededor le decían que había enloquecido por tamaña cifra.

Al concretarse aquel fichaje, Pérez remarcó que se pasó de 100 a 300 millones en ingresos y que dejaron de perder dinero. Esa es mi mayor contribución”, concluyó.