COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Barcelona SC tuvo que sufrir muchísimo para celebrar su pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, fue por la vía de los penales donde los amarillos obtuvieron la clasificación ante Palmeiras.

En primera instancia Damián Díaz tuvo la oportunidad de definir en el quinto lanzamiento la clasificación de BSC pero falló su cobro.

La reacción instantánea del ’10’ es que el mundo se le venía abajo pero Máximo Banguera atajó otro penal y así pudieron festejar.

Al final del partido y entre lágrimas Díaz y Banguera se dieron un abrazo que sirvió de alivio y festejo para ambos en el Allianz Parque de Sao Paulo.

MIRA LA FOTO: