COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Roberto Ordóñez, delantero de Delfín SC, charló con los medios de información después de la goleada de su equipo (3 – 0) contra Clan Juvenil, por la cuarta jornada de la segunda etapa del campeonato ecuatoriano 2017.

“Esto es gracias al esfuerzo y la entrega del equipo. Sabemos que Dios está con nosotros, siempre lo digo. Estamos bendecidos. Tenemos la fe puesta en Dios”, resaltó el referente del cuadro ‘cetáceo’.

 “Sabemos que todavía sigo un poquito mal, bajoneado (por la muerte de su madre hace poco), por momentos me sabe coger la depresión, pero esto está en mí. Tengo a mis hermanas que quedaron conmigo, ellas están en Guayaquil ahora y ahora tengo que luchar por cada integrante de mi familia”, manifestó.

“Mi mamá siempre me dijo que soy el pilar del hogar y trato de hacer eso. Estoy trabajando para levantarme, sé que en Ambato no pude hacer un gran cotejo. Esperemos seguir mejorando, dándole las gracias a Dios y a mi viejita que está arriba”, sentenció.

Nota de: Víctor Loor Bonilla