COMPARTIR:

Fuente: AS

Como se esperaba, Josep Maria Bartomeu atacó a Neymar en su primera comparecencia pública después de la marcha del brasileño al PSG: “Se ha querido ir él, pero las formas de irse no han sido las mejores. No son formas de un jugador del Barcelona”. Quiso empequeñecer su figura comparándola con la de Messi (“él sí es un ejemplo de fidelidad y buscamos jugadores así, con fidelidad y lealtad”) y anunció el final de una época (“ya no hablaremos más del Barça del tridente y sí del equipo”).

Pero Bartomeu también alimentó alguna teoría como la del ex candidato Joan Laporta, que denunció tras la marcha de Neymar al PSG que el club necesitaba vender “sin que se notase”. Bartomeu admitió que contaban con el adiós de Neymar: “Habíamos previsto que Neymar marchase y por eso aumentamos su cláusula a 222 millones de euros. Cobrar ese dinero nos permite afrontar el futuro con garantías. Cuando empezaron las dudas por su continuidad, todos estuvimos tranquilos. Fuera cual fuera su decisión, era buena para el Barça. Si se quedaba, manteníamos un jugador excepcional. Si se iba, teníamos garantías de firmar jugadores. Neymar ha tomado la decisión de irse, pero las formas no han sido las mejores. No son las formas de un jugador que defiende nuestros colores. Los valores son importantes y por eso queremos jugadores competitivos. Dicho eso, hemos denunciado a la UEFA por esta operación. Estamos en contra de la inflación artificial del fútbol y queremos proteger el fútbol y mantener el modelo tradicional y no se puede gastar”.

Bartomeu también dejó caer que no tienen por qué gastarse en jugadores los 222 millones de euros ingresados por Neymar. Una parte podría guardarse en caja para el futuro Espai Barça: “La pregunta que todo el mundo me hace es qué haremos con los 222 millones. Los administraremos con calma responsabilidad y ese dinero se invertirá en traer jugadores y en mejorar nuestro patrimonio”.

El presidente del Barça intentó borrar unos últimos días negros para el club, que ha perdido un referente mundial. Entre algún pito, se entendió que a Neymar pero también al presidente, quiso mirar hacia delante: “Quiero hablaros de futuro. Un futuro que tenemos que encarar con confianza e ilusión. Y lo hago porque somos el Barça, un club admirado en todo el mundo. Quiero hablar de futuro porque es donde va nuestro club. Pero antes me gustaría antes cerrar un tema que es pasado y que es la marcha de Neymar.

Neymar ha formado parte de nuestro club y de nuestros éxitos cuatro años, pero ya es historia. Ha sido su decisión. Hicimos todo lo que estaba en nuestras manos para que se quedase. Los directivos, los jugadores y los técnicos. Siempre lo hicimos actuando dentro de la responsabilidad que nos toca. Pero eso no quiere decir que no defendamos los intereses del club como él los suyos. Ningún jugador puede estar por encima del Barça, ningún interés individual por encima de la entidad. Somos un club con 118 años de historia que ha tenido grandes jugadores como Kubala, Maradona, Cruyff, Schuster, Ronaldinho. Con más de 140.000 socios. El Barça no es de ningún jeque, ni de un multimillonario, ni de un oligarca. Es nuestro, de los socios. Y el compromiso de fidelidad de Messi debe ser un ejemplo para los jugadores de nuestro club. Como el de Iniesta, que estamos intentando que alargue su vida deportiva con nosotros hasta el final. Buscamos lealtad, fidelidad. Y Messi es un ejemplo”.

Bartomeu negó debilidad económica pese a admitir que habían previsto la venta de Neymar y que podía ser buena para el futuro de la entidad: “No es cierto que tengamos debilidad económica. 728 mllones de euros, de los primeros clubes del mundo con beneficios de 18 millones de euros”