COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En el partido entre el Feyenoord y Vitesse, apareció el VAR para definir una jugada un tanto inédita luego de que en un principio el árbitro no marcara un penal a favor de Vitesse que derivó el segundo gol del Feyenoord que fue anulado por fuera de juego.

Tras esa señalización el central, Danny Makkelie, pidió la asistencia de toda la jugada a partir de la falta sobre Tim Matavz y luego de revisar la acción se pitó penal a favor del Vitesse quien transformó en gol y poner el 1-1 en el marcador.

Con el empate, el juego se fue a los penales donde el Feyenoord se alzó con el triunfo al ganar por 4-2.

Así que ahora el VAR dio de que hablar para bien y no para mal en el fútbol europeo.