COMPARTIR:
Foto-Real Madrid

Fuente: As

El Real Madrid cerró su larga gira por Estados Unidos sin triunfos, con pocas cosas en claro y con Zidane reconociendo que las sensaciones “no son buenas”. Estos son los futbolistas en un momento preocupante a escasos días vista de la Supercopa de Europa…

Gareth Bale

Un caso que empieza a ser crónico. Gareth Bale llegó a Estados Unidos con la misión de llevar el peso en ausencia de Cristiano y se volvió a España en uno de sus momentos más bajos en el Madrid. Ya ni jugar donde quiere (con libertad desde la banda izquierda, el territorio del siete) le ayuda a ser un líder del equipo, lo que tanto ansía. No lo es como con Gales y eso se le clava como una espina en el dedo. Sus permanentes lesiones provocan un estado de sospecha permanente en torno a él y que las molestias que sufrió el martes en el entrenamiento en Chicago hicieran ya pensar en si no peligraría la Supercopa. “El año pasado fue frustrante para mí”, decía Bale hace dos semanas en ESPN, haciendo voto de enmienda. Zidane lo avalaba al llegar a UCLA: “Está pudiendo hacer su primera pretemporada conmigo y le veo bien físicamente”. Pero tras cuatro partidos se volvió a España bajo la lupa y como el eslabón débil si llega Mbappé.

Benzema

Borja Mayoral, su suplente, se fue de Estados Unidos con un gol y Benzema no. Como con Bale, Zizou sacó el manto protector tras el 1-1 ante las estrellas de la MLS, en el que el delantero galo falló un gol casi hecho que hubiera finiquitado el partido (hubiera sido el 0-2) por entretenerse ante el portero. “Que no hayan marcado en la gira no pasa nada, es una coincidencia…”, fue la explicación a la falta de tino de su compatriota y del británico. Se le ha visto poco resolutivo y con un punto de lentitud en los metros finales. Ahora no tiene a Morata apretándole y eso es un arma de doble filo con su tendencia a atravesar fases indolentes durante la temporada.

Varane

Una vez por fin asentado como central titularísimo al lado de Ramos con la salida de Pepe, Varane se le han visto las costuras en este primer tramo del verano de blanco. Con él de inicio y al frente de la defensa, el equipo recibió ocho goles en tres partidos. Zidane habló tras el Clásico de “despistes” y “falta de concentración” del equipo para explicar tanto gol en contra, cuando en la 2016-17 el Madrid recibió sólo 1,2 por duelo. Sin la personalidad de Pepe para agarrar el toro por los cuernos en ausencia de Ramos, el estilo frío y hasta afable del zaguero francés no le ha sentado bien a equipo caótico defensivamente durante la gira.

Sergio Ramos

Sergio Ramos se ha perdido media pretemporada por llegar tarde con permiso del club (se incorporó una semana más tarde que el resto) y encadenar una extraña dolencia en el oído derecho. El resultado es que vio por la televisión o en la grada los dos primeros ensayos (United y City) y jugó claramente falto de ritmo el Clásico de Miami. Mejoró prestaciones en el All Star de la MLS, pero el equipo le ha echado en falta y mucho. Zidane confía en recuperar al mejor Ramos contra el United, el próximo día 8 en la Supercopa de Europa, y contra el Barça, en la Supercopa de España.