COMPARTIR:

Fuente: MD

Mientras Neymar era presentado en París como nuevo jugador del PSG, el FC Barcelona pasaba página a la etapa del delantero brasileño en el club y empezaba a acelerar las incorporaciones de Coutinho y Dembélé, los dos cracks elegidos por el Barça para cubrir la baja de Neymar tal y como reiteró MD en su edición de ayer.

Con los 222 millones ingresados por Neymar en el bolsillo, el club azulgrana se puso manos a la obra para rematar los acuerdos que ya tiene alcanzados tanto con el centrocampista del Liverpool Coutinho como con el delantero del Borussia de Dortmund Ousmane Dembele.

En Londres, el agente de Coutinho, Giuliano Bertolucci, aguarda la respuesta definitiva a la segunda propuesta del Barça al Liverpool, que asciende hasta los 100 millones de euros, más variables, una cifra que el conjunto ‘red’ difícilmente podrá rechazar. De hecho, fue el precio que ya puso cuando el Barça le ofreció 70 millones más 10 en variables la semana pasada, en un viaje relámpago desde Nueva York a Londres de Raül Sanllehí, director de fútbol del Barça y Robert Fernández, secretario técnico azulgrana.

Dos datos evidencian que Coutinho está cada vez más cerca del Camp Nou. Por un lado, el jugador no viajó ayer con sus compañeros a Dublín para disputar el amistoso de esta tarde ante el Athletic Club y se quedó entrenándose en las instalaciones del conjunto ‘red’ alegando unas molestias.

Por otro lado, el entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, ya tiene en mente el recambio de Coutinho. Sería el del centrocampista argentino Manuel Lanzini, que actualmente milita en las filas del West Ham y conoce a la perfección la Premier League. Lanzini, de 24 años, ha sido internacional con Argentina y tiene un perfil similar al del brasileño.

Aunque de entrada el Borussia de Dortmund es reacio a desprenderse de Dembélé, poco a poco el club germano va asumiendo que no podrá retener al extremo francés. Después de ficharlo el pasado verano por solo 15 millones de euros procedente del Rennes, el club bávaro daría el gran pelotazo solo una temporada después si se concreta su pase en los 90 millones. Pese a su juventud, solo tiene 20 años, desde la dirección técnica azulgrana ven en el delantero francés el jugador que concreta un perfil más similar al de Neymar, con desborde, velocidad y uno contra uno, además de gol.

Pese a que en las últimas horas el Real Madrid también ha mostrado interés por hacerse con el francés, Dembélé ha dejado claras sus preferencias, que no son otras que las de vestir la camiseta azulgrana. De hecho, la temporada pasada Robert Fernández ya estuvo a punto de cerrar su fichaje, pero entonces el jugador optó por asegurase la titularidad en el Dortmund para seguir creciendo. Ahora, con la salida de Neymar, Dembélé tiene claro que es el momento de dar el salto al Camp Nou y está dispuesto a forzar para que el Dortmund acabe cediendo y acepte su traspaso.

Sin el cartel de crack mediático, el Barça también tiene encarrilada la contratación del central Iñigo Martínez, petición expresa de Valverde para reforzar la zaga