COMPARTIR:

Fuente: DIARIO AS

El Sheffield FC es el club más antiguo de la historia del fútbol mundial. Un club que actualmente milita en la octava división inglesa y que pretende conservar los mismos valores de un equipo que ya tiene 160 años (se fundó en 1857).

Pero a la vista del fichaje de Neymar por el PSG, el club se ha mostrado indignado y ha emitido un comunicado vía Facebook en el que hace un llamamiento a la cordura por las inmensas cantidades que se gastan hoy en día en el mundo del fútbol. Esta es la carta que han escrito:

“Querido fútbol,

Hoy es un día especial en la historia de nuestro hermoso juego. Finalmente, hemos cruzado la línea entre los valores sociales y el comercio insano una vez más y lo irreal se ha convertido en una realidad indisputable.

Todos sabemos lo poderosa que es esta industria, más que cualquier otro deporte que pueda haber en el mundo. Pero todos debemos respetar que debe haber más de juego que de dinero y fama. Nuestro juego trata sobre miles de millones de fans y aficionados, no sobre miles de millones en un cheque al final de cada semana y de cada mes.

Más que nada, todos debemos dar lo mejor de nosotros para conservar este deporte como lo que fue y como lo que siempre debería ser. Un símbolo de unidad, juntando a gente de todo el mundo como ninguna otra cosa en el mundo puede hacer.

Elevar a los jóvenes talentos y jugadores profesionales con escalofriantes salarios más allá de la justicia social es algo que viene sucediendo desde hace un tiempo hasta ahora, pero no debe convertirse en lo que domine el alma y el sentido de los once jugadores de un equipo que pateen la pelota durante noventa minutos. No por los medios, no por los aficionados. Ni por las mujeres, ni por los hombres. No por los viejos y nunca por los jóvenes.

Como los padres fundadores es nuestro deber recordar a todos nuestras raíces sociales e históricas. La verdadera Casa del Fútbol ni es un solo club ni ningún estadio lleno una semana sí y una semana no. Lo que nos une son los valores que originaron este juego en 1857: integridad, respeto y comunidad.

Si empezamos a olvidar, un día nos arrepentiremos. El verdadero modelo a seguir para nuestros niños no está construido por bancos, sino por el carácter en el campo. Por el fútbol, por el juego que todos amamos. Por el mundo que compartimos juntos.

Mantengamos este deporte auténtico. Para siempre y durante toda la vida”.