COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Llegó al Real Madrid el 31 de mayo de 2010 y se fue el 30 de junio de 2013. Tres años muy intensos, en los que ganó una Liga, una Copa y una Supercopa de España. Sin embargo, Mourinho no suele hablar de lo que ganó o de lo que podía haber ganado, sino que siempre destaca como su mayor logro el de romper la racha triunfal del Barcelona de Pep Guardiola.

En unas declaraciones que recoge Récord, Mourinho compara su situación actual en el Manchester United con la del Real Madrid en su día: dos equipos grandes que pasan por una mala época y que necesitan una reconstrucción estructural: “Ha habido evolución en el United. Mi trabajo va mucho más allá de coger a un equipo y convertirlo en un equipo de ataque. Se trata de crear una estructura sólida, de crear una nueva dinámica y en este aspecto es una situación similar a cuando estuve en el Real Madrid: un club grande, con grandes objetivos pero en un periodo difícil de su trayectoria con respecto a sus rivales. La distancia con el Barcelona crecía cada vez más y más”, recuerda.

“Para ser honesto, en la estructura del Real Madrid querían que yo continuase, no querían que me fuera. Todos en el club, presidente, director ejecutivo, la administración, e incluso yo mismo, sentimos a lo largo de los años que la parte difícil del trabajo estaba hecha y por eso querían que siguiera. De hecho, casi tuve que implorar que me dejaran salir. Eso, me parece que no va a suceder en el Manchester United, porque no quiero salir”.

Sobre sus expectativas en el United para esta temporada, dijo: “No creo que seamos los grandes candidatos al título, pero somos candidatos. No somos el mejor equipo del mundo y no tenemos a los mejores jugadores del mundo, o si tenemos algunos, no tenemos a 8, 9 o 10, como en otros equipos. Pero me gusta mi equipo, algo que no pasa en todas las temporadas de la carrera de un entrenador”.