COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

La novela del posible fichaje de Neymar al PSG y la vinculación del francés Kylian Mbappé al Real Madrid son los dos ‘culebrones’ más conocidos del mercado futbolero a nivel mundial. Son unas cifras que asustan a todos.

Por el lado del brasileño que milita en el FC Barcelona se maneja una cláusula de rescisión que bordea la cifra de 222 millones de euros, cosa que el PSG estaría dispuesto a pagar para hacerse de los servicios de un crack mundial.

Mientras que el Real Madrid está decidido a conseguir a toda costa a Mbappé por el monto de 180 millones de euros, esa cantidad es enorme para un chico de 18 años que recién destacó la temporada anterior con el Mónaco.

Si muchos pensaban que la cifra que pagó el Manchester United por Paul Pogba en su momento era exagerada, pues con estas de acá son de sentarse a analizar, de hecho muchos se preguntan como podría un club tener ese dinero para fichar.

Para ponerlo en contexto, este mercado de jugadores mueve demasiado dinero pero cada vez parece fuera de control. De muestra, vamos a hacer un ejercicio que es aproximado a la realidad según cifras recabadas en diferentes fuentes.

Si tomamos el dinero que han gastado seis clubes grandes en fichar desde el 2008 como el Manchester City, Manchester United, FC Barcelona, Real Madrid, Chelsea y PSG, de seguro sumarían más de cinco mil millones de dólares.

Ahora, revisando cifras oficiales del 2016 en la web del Banco Mundial, si esos cinco mil millones representarían un país, superaría el PIB (Producto Interno Bruto) de al menos 38 países, lo que implicaría casi el 20% del total a nivel mundial superando a Montenegro, Guayana, Surinam, Togo, entre otros.

Cabe recalcar que el PIB de un país es “el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos por una economía en un período determinado” (según Economía.com.mx). Además, esta cifra de los fichajes desde el 2008 se podría decir que es igual al resultado de la suma del PIB anual de los últimos 13 países del mundo.

Sin dudas que el fútbol es pasión de multitudes pero para muchos (me incluyo) no encuentra justificación a tanta contradicción en la relación compromiso-calidad-dinero que se se maneja actualmente en este deporte, esperemos que esto no sea una burbuja que explote en un momento determinado..

Como para agregar un dato extra a este contexto, en la siguiente imagen veremos que tan movido fue el mercado de fichajes de 1996. MUCHO OJO A LOS NOMBRES HISTÓRICOS que hay ahí con unas cifras que a día de hoy serían un insulto.

2017-07-25-PHOTO-00005308