COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El futbolista belga Romelu Lukaku, anunciado oficialmente este sábado como nuevo fichaje estrella del Manchester United, fue arrestado en Beverly Hills después de que la Policía acuda a su mansión por recibir una denuncia de que organizaba una fiesta fuera de control, según informó TMZ Sports.

El flamante refuerzo del equipo dirigido por José Mourinho, quien en los últimos días publicó imágenes en las redes sociales junto al futbolista francés Paul Pogba y al jugador de baloncesto Serge Ibaka en Los Ángeles, estaba alquilando una casa en Beverly Hills para pasar sus vacaciones.

El nuevo atacante del United, que pagará al Everton unos 85 millones de euros por su ficha, organizó una gran fiesta el pasado domingo 2 de julio. El evento molestó a sus vecinos, provocando múltiples quejas al Departamento de Policía de Beverly Hills. Los policías acudieron por lo menos seis veces a la mansión para advertir a Lukaku, quien no se molestó por disminuir el ruido y terminó arrestado.

Lukaku no fue llevado a la comisaría, simplemente se le dio una citación. No trascendió exactamente qué tipo de castigo que enfrenta, pero probablemente se trate de una multa.

Tras ser uno de los máximos goleadores de la liga inglesa con el Everton la pasada campaña, Lukaku era pretendido por el Manchester United y el Chelsea. Finalmente, los ‘Red Devils’ se quedaron con el delantero, quien tendrá la difícil tarea de suplir la baja de Zlatan Ibrahimovic.