COMPARTIR:

Fuente: Infobae

Parece ser que Josep Guardiola necesitará de futbolistas de su confianza y de renombre para llevar al Manchester City a lo más alto de Inglaterra y de Europa la próxima temporada.

Luego de una temporada con altibajos, en la que quedó eliminado en octavos de final de la Champions League en manos del Mónaco y que estuvo lejos de pelear el título de la Premier League, el ex entrenador del Bayern Múnich y del Barcelona ha pedido a los dirigentes una serie de importantes refuerzos.

Su primera incorporación fue Bernardo Silva. El mediocampista portugués llegó proveniente del Mónaco a cambio de USD 55 millones. Habilidoso y veloz, el zurdo de 22 de años se destaca por su capacidad para apilar rivales y descargar hacia los costados, además de por sus innumerables asistencias.

Quien está al caer es el lateral brasileño Dani Alves, que quedará libre de la Juventus en los próximos días y llegará al Manchester City para unirse antes del inicio de la pretemporada. El defensor de 34 años fue pieza clave en el Barcelona, cuando Guardiola era el entrenador del conjunto catalán, y ambos ganaron 14 títulos en aquella etapa.

Pero el DT va por más y busca reforzar la otra banda. El apuntado es Benjamin Mendy, de 22 años. El francés que se desempeña en el Mónaco, y ya ha jugado varios partidos con la camiseta de la selección gala, ha llamado la atención de “Pep” por sus características ofensivas.

Al mediocampo se sumaría Andrés Iniesta. Con poco rodaje en el Barcelona, el volante ya se habría contactado con Guardiola telefónicamente, según señalaron los medios británicos, pero el inconveniente pasaría por el aspecto económico.

Por último, el entrenador pretende un delantero para acompañar al delantero Gabriel Jesús y el elegido es Alexis Sánchez. La continuidad del delantero chileno en el Arsenal depende de su decisión y la ambición por ganar títulos podría llevarlo a Manchester.