COMPARTIR:

Fuente: 24.horas.CL

El capitán de la Roja se acercó a un grupo de niños que le pedían una foto. El portero tomó el celular de uno de ellos y se sacó una selfie. Sin embargo, luego haría como si se llevaba el teléfono. Al ver la sorpresa de los pequeños, Bravo sonrió y les devolvió el aparato.

Mira el video: ¡AQUÍ!