COMPARTIR:

Fuente: El Pais

Gianluigi Donnarumma no renovará con el Milan. El club italiano anunció que el joven portero de 18 años ha rechazado la oferta para ampliar su contrato, que finaliza en el verano de 2018. De esta manera se abre un periodo de rumores y especulaciones sobre el jugador, uno de los guardametas con más proyección del fútbol actual.

Por lo tanto, Donnarumma quedará libre dentro de un año y se convertirá en una de las joyas del mercado. Su representante, Mino Raiola, una de las figuras más polémicas del binomio fútbol-negocios, escuchará ofertas de los grandes clubes que necesiten un portero. El Milan podría plantearse venderlo ya para sacar beneficio económico, pero las arcas del club lombardo no pasan un mal momento tras la inyección del dinero chino.

El nombre del portero ya se asoció al Real Madrid, que parece decidido a mantener para la próxima temporada la dupla Keylor Navas-Kiko Casilla. Pero ambos futbolistas superan la treintena de años y no garantizan el futuro a largo plazo del marco blanco. Donnarumma otorgaría a cualquier equipo un meta de máxima fiabilidad para mucho tiempo. Su juventud es un valor para el futuro, pero ya tiene dos años de experiencia en la Serie A en un clásico del fútbol italiano. Su gran estatura (1,97m) le da mucha seguridad por alto y no está exento de agilidad y reflejos.

Los grandes que busquen portero ya andan al acecho y la puja garantizará a Donnarumma y Raiola un suculento contrato, más cuando su llegada no supondrá coste alguno por traspaso el año que viene. Lo que es seguro es que el Milan perderá a un gran portero en un momento en el que parece que tiene un proyecto ambicioso para retornar a la élite del fútbol, donde no hace tanto tiempo que estuvo. En el arranque del mercado ya se ha gastado cerca de 100 millones en jugadores como Adré Silva, Musacchio, Kessie y Ricardo Rodríguez.