COMPARTIR:

Fuente: Infobae

El seleccionado Sub 20 de Venezuela demostró que para alcanzar la gloria no hace falta conseguir un título. El equipo comandado por Rafael Dudamel primero hizo historia al clasificar al Mundial de la categoría y luego dio el batacazo al alcanzar las semifinales del torneo, tras eliminar a rivales como Uruguay y Estados Unidos.

Este lunes el combinado sudamericano regresó a su país y fue recibido como un grupo de héroes por lo alcanzado en Corea del Sur. “Gracias”, fue el grito que más se escucha en el video compartido en las redes sociales del arribo del elenco Vinotinto.

“Tenemos una perspectiva muy positiva, nos queda mucho trabajo por delante. Hay que seguir en esta linea, es la única manera de poder lograr resultados”, había declarado Dudamel tras la derrota ante Inglaterra en la final.

Esta actuación llevó una sonrisa al pueblo venezolano. Si bien el fútbol no es el deporte más popular del país, está por detrás del béisbol, la angustiante crisis política, social y económica que atraviesa la nación hace que cualquier logro de estas características se sienta como una caricia al alma para la población.