COMPARTIR:
Foto-StudioFutbol

Fuente: StudioFútbol

Luego de que se dieran a conocer los apretados calendarios que deberán cumplir los jugadores del Barcelona y Emelec hasta el final de la primera etapa se deben tener en cuenta ciertos aspectos.

Ambos equipos deben jugar un total de nueve partidos en 38 días, prácticamente dos encuentros por semana y además con la presión de pelear por el objetivo de ganar la etapa, cosa que genera mucho desgaste físico.

Otro punto que es importante, los clubes del Astillero deberán visitar Casa Blanca con apenas cuatro días de diferencia, primero Barcelona el 21 de junio y el 25 irá Emelec. Para los amarillos es doble responsabilidad debido a la temible racha que tiene en dicho escenario.

Para tener en cuenta la importancia del duelo en Casa Blanca, posterior al mismo Barcelona recibirá en el Monumental de manera seguida al Delfín y Emelec, se puede jugar el semestre en esa semana.

Mientras que Emelec antes de los albos jugará contra Independiente y Macará pero será muy demandante el cumplir con tres partidos de visita de manera consecutiva ante los celestes, LDU y BSC, en ese orden.

Aunque lo que realmente puede ser clave es la participación en los octavos de final de la Copa Libertadores de América. Según el cronograma de CONMEBOL la ida de esta instancia se debe jugar el 4, 5 o 6 de julio que coincide a días del cierre de la etapa (el fin de semana del 9 de julio).

Ambos, al haber quedado como segundos de grupo es seguro que les tocará la ida como locales y por lo menos se salvan de hacer un viaje que puede ser demasiado contraproducente pero igual no se salvan de un tremendo desgaste a un poco más de 72 horas de finalizar el semestre doméstico.

Luego de todo lo expuesto, de seguro en los clubes (y en especial los directores técnicos) deben estar con un quebradero de cabeza, directivos en el estrés de dar todas las facilidades posibles y jugadores con la presión deportiva de conseguir los objetivos en la cancha. Son dos clubes grandes que en estas instancias deberán hacer honor a su nombre. Vamos a ver como termina esto…