COMPARTIR:
Foto-StudioFutbol

Fuente: StudioFútbol

Al Barcelona SC le tocó jugar un jueves de noche de local por Copa Libertadores y después el domingo al medio día ir a una ciudad de altura por el partido de la jornada 15 del Campeonato.

Em medio de ese trajín no corrieron ni 72 horas entre los dos encuentros y esta vez al Emelec le tocará algo casi idéntico, jugar el partido más importante en la Copa el jueves de tarde-noche y el domingo al medio día en Cuenca.

Los azules juegan ante el Melgar en el Estadio Banco del Pacífico el jueves 25 a las 17h30 donde tienen todas las chances de cerrar su clasificación a los octavos de final de la Copa.

2 días 18 horas 30 minutos después (la misma cantidad que los amarillos en la semana anterior) deberán visitar al Deportivo Cuenca en el Alejandro Serrano Aguilar para tratar de mantener el invicto y así seguir luchando por el torneo local.

66.5 horas de diferencia que son sumamente claves para el equipo que dirige Alfredo Arias donde pueden salir reforzados en las dos competiciones. De ganar ambos partidos sería un impulso importante pero de no hacerlo las críticas se acentuarán.