COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Jaime Iván Kaviedes llegó al FC Porto a inicios del 2002 con la esperanza de consolidarse en el balompié europeo tras un irregular paso por el Perugia de Italia y por clubes españoles como el Celta o Valladolid pero apenas a finales de enero de dicho año, el ‘Nine’ iba a chocar con una decisión de un emergente entrenador nacido en Setúbal, Portugal.

Ese entrenador era José Mourinho, quien recién había tomado las riendas del club y entre sus primeras decisiones fue de no incluir al ecuatoriano en la lista que le permitiría disputar la Liga de Campeones, esto pese a que la dirección deportiva del club lo había fichado para reforzarse de cara a esa competición, así lo mencionaban las crónicas internacionales de la época.

Esto prácticamente fue el inicio del fin de la efímera etapa de Kaviedes como jugador del Porto. Ahora, quince años más tarde, el estratega portugués (ahora ya reconocido mundialmente) tiene como a uno de sus hombres de confianza a un compatriota, se trata de Antonio Valencia.

Mourinho, actual entrenador del Manchester United, no ha escatimado en elogios al oriundo de Lago Agrio manifestando en distintas ocasiones que para él es el mejor lateral derecho del mundo. Además, en esta parte final de la temporada ha sido designado como capitán.

Valencia ha crecido de manera exponencial con Mourinho en el banquillo, tanto así que lo reserva para los partidos más importantes del club y de seguro estará como titular en Estocolmo para ser parte de la final de la UEFA Europa League ante el Ajax este miércoles 24 de mayo.

Dos jugadores ecuatorianos (también compañeros de selección) muy talentosos y quizá opuestos en su personalidad se toparon en algún momento con el mismo entrenador con resultados distintos… Los hechos y la historia hablan por sí solos.