COMPARTIR:

Fuente: MD

Neymar ejecutó ante el Villarreal una actuación brillante, con driblings imposibles y una vivacidad ofensiva que contagió a sus compañeros, pero le faltó autentificarla con autoridad, validarla como un crack absoluto. Y el brasileño no tardó en responder a quienes le reclamaban el plus de los mejores. Unos días después, ayer, a la jornada siguiente, Ney se sacó de la chistera un ‘hat trick’ que azuza la hoguera de esta Liga. Hay fuego, hay vida y es gracias también a él.

Neymar estuvo en los cuatro goles en el campo de Las Palmas, precisamente al que se le resiste a Messi. Tres anotando, todos con dedicatoria especial a su madre, y uno como asistente de Luis Suárez. En el primero culminó una acción perfecta de contragolpe que partió de Marlon, con posterior taconazo de Busquets, toque en largo en diagonal de Iniesta y pase final del uruguayo. Ney estaba ahí, tras una buena galopada, para remachar el balón en el minuto 25. En el segundo tiempo terminó por liquidar a los canarios con otros dos goles entre los minutos 67 (1-3) y 71 (1-4). Uno de cabeza aprovechando un buen centro de Rakitic y otro de toque sutil tras un buen balón filtrado de Alba. El segundo triple en la Liga de un jugador del Barça tras el de Luis Suárez en la primera jornada.

Por fin, Ney se distanciaba de la contabilidad en el año de su debut culé, en el que quedó anclado en su proceso de adaptación con 15 goles. Ahora ya va por los 19, cuatro más que entonces, y con un arsenal de asistencias que superan la veintena y completan un cuadro ofensivo de relieve. Entre uno y otro, Ney ha participado en unos cuarenta goles de los 164 goles de esta temporada.

Va por los 13 goles en Liga, cuatro de Champions y dos de la Copa del Rey. Fue su primer ‘hat trick’ en la presente campaña pero ya había anotado otros dos, uno al Celtic en Europa hace dos años y otro al Granada en Liga en la misma jornada, además de un póquer al Rayo Vallecano. El de Las Palmas tiene la particularidad de que se trata del primero que logra fuera de casa, en una exhibición que los ‘amarillos’ no olvidarán.

Día especial

Ney quiso dedicar este día especial a su madre. Primero la felicitó a través de las redes sociales. “Gracias Dios por darme una madre maravillosa… Siempre será una madre hermosa. Feliz día de las madres”, escribió en Instagram. Después, con los goles, mostró uno de sus nuevos tatuajes en el brazo derecho, uno dedicado a su madre Nadine, que besó con delicadeza. Un 14 de mayo que no olvidará nunca.