COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

La Copa Libertadores 2017 tuvo grandes cambios con relación a ediciones anteriores, aparte de varias rondas previas y de la discusión sobre una final única (cosa que no fue así) existe alguna confusión con el tema de los octavos de final.

Esta duda se amplió en el país tras la clasificación de Barcelona a esta instancia en un genial partido y posterior victoria lograda en Río de Janeiro ante Botafogo. Los amarillos tienen la oportunidad de cerrar primeros en su grupo si ganan a Estudiantes en Guayaquil.

En años anteriores, la forma en que se armaban los cruces era en dos tablas de primeros y segundos de cada grupo, enumerando del 1 al 8 los de mayor y menor puntaje entre los punteros, en ese orden.

Así mismo los escoltas que completaban el cuadro del puesto 9 al 16 y entonces los cruces eran 1-16, 2-15, 3-14, 4-13, 5-12, 6-11, 7-10, 8-9. Por eso los clubes a veces se mataban por conseguir el mejor puntaje para tener el rival más ‘fácil’ en los octavos.

Pero en este año no es así… La decisión de la Conmebol fue emular el formato del sorteo de octavos que corresponde a la Champions League, o sea, por la vía del sorteo.

Esto significa que los primeros de cada grupo están en un bombo y los segundos en otro sin importar su puntaje previo por lo que un líder de una zona deberá esperar a que le toque cualquiera de los segundos de todos los grupos.

La Conmebol no ha sido específica en alguna prohibición de que en esta fase se enfrenten equipos de un mismo país, aunque por la cantidad de clubes por bandera hace que poner en práctica esto sea muy difícil así que no descarten un posible BSC vs Emelec en octavos.

La primera fase de la Copa termina a finales de este mes y de ahí vendrá el sorteo, así que esperemos que ambos clubes ecuatorianos avancen en la competición para seguir viendo el mejor fútbol del continente en nuestras tierras.