COMPARTIR:

Fuente: EFE

Liderado por el descaro de Mbappé, el Mónaco recibe a la solida Juventus con la meta de dar un paso a la segunda final de Champions de su historia.

El choque enfrentará a dos equipos antagónicos, la juventud y frescura del Mónaco, con una edad media 25,3 años, contra la experiencia de La Vecchia Signora (28,2 años).

El Mónaco, finalista en 2004, es el tercer equipo más goleador de Europa (95 tantos en 34 partidos) y la Juve uno de los más sólidos en defensa (dos tantos en diez encuentros de Champions).

Te podría interesar:   (VIDEO) Una espontánea interrumpió la final de la Champions League

Ambos equipo se reencuentran después la eliminación monegasca hace dos temporadas en los cuartos de final. Antes, se habían enfrentado en otras semifinales, las de 1998, que también cayeron del lado italiano.

Los locales mantienen la duda del lateral Djibril Sidibé, que se recupera de una apendicitis, y el medio centro Bakayoko, que se rompió la nariz en un entrenamiento. La Juventus, dos veces campeona de Europa, sufrirá la notable baja del sancionado Khedira.

Te podría interesar:   Así será la Champions 2019-20: todos los participantes y los bombos

Jardim se presentará con un 4-4-2, donde destacan el interior zurdo Thomas Lemar, el creativo portugués Bernardo Silva, el medio centro brasileño Fabinho, el veterano Falcao y Mbappé, que a sus 18 años ha encadenado 18 goles en 18 partidos.

Enfrente, Massimiliano Allegri, buscará confirmar la tradición positiva ante el Mónaco y, para ello, se encomendará al módulo táctico que anuló al Oporto en octavos y al Barça en cuartos. Por delante del veterano Buffon actuarán Bonucci y Chiellini, con los brasileños Álex Sandro y Dani Alves en las bandas.

Te podría interesar:   (VIDEO) Gol de Messi al Liverpool, el mejor de la Champions 2018-19

En el once también sobresale el trío formado por Cuadrado, Dybala y Mandzukic. Higuaín será el único delantero del equipo italiano y buscará romper una sequía goleadora europea que le dura desde el siete de diciembre, cuando marcó al Dinamo Zagreb en la última jornada de la fase de grupos.