COMPARTIR:
Foto-StudioFutbol

Fuente: StudioFútbol

Luego de la caída ante River Plate en el Estadio Banco del Pacífico Capwell, el CS Emelec la tiene complicada en la Copa Libertadores donde se encuentra tercero en su grupo con tres unidades en la misma cantidad de partidos.

Esto obliga a los azules a tener que sumar sí o sí de visitante ante River en Buenos Aires y el DIM en Medellín, además de dar por sentado que Emelec supere al Melgar en la última fecha de la fase de grupos.

Sea cual sea el resultado que Emelec consiga en Buenos Aires, deberá ir a tierras colombianas con la obligación de lograr una victoria. Ese será el partido más determinante ya que prácticamente es su rival directo.

Uno de los factores principales que de seguro será trascendental es la proximidad de los partidos. Emelec se jugará su clasificación prácticamente en quince días.

Por ejemplo, el 10 de mayo jugarán ante River en Buenos Aires, apenas seis días más tarde deberá estar en Medellín para su partido ante el DIM y cierra el 25 de mayo ante Melgar en Guayaquil.

Si tomamos en cuenta la travesía que sería Guayaquil – Buenos Aires – Guayaquil – Medellín – Guayaquil, Emelec deberá recorrer 10597.46 kilómetros solo en aviones más el cansancio y las horas perdidas de entrenamientos que eso implica.

Ahora, por la premura de los partidos y de una posible postergación de algún encuentro por el torneo local, Emelec puede tomar la decisión de viajar directo de Buenos Aires a Medellín que le significaría un ‘ahorro’ de 400 kilómetros y unas tres horas de viaje extras.

Sin dudas que el Emelec la va a tener complicada en estos días pero todo depende de sus jugadores, en el fútbol todo es posible pese a las adversidades y los azules tienen sus armas para luchar.