COMPARTIR:

Fuente: Sport

Luis Enrique cree. Tiene fe en una nueva remontada porque ya lo ha vivido antes y sabe qué hay que hacer para que el equipo esté en semifinales. Después pasará o no, pero la receta es conocida de sobras.

De hecho, no cree ni siquiera que haya que hacer un partido perfecto: “Ante el PSG no hizo falta, pero sí ser muy efectivos, generarles ocasiones de gol y un estado en el que bajen su confianza. Necesitamos primero agresividad y actitud con y sin balón y generar al aficionado culé ese estado de ánimo para que bote el estadio desde antes del partido. Necesitamos intimidar al máximo a un equipo como la Juventus”. Necesitan todo eso y marcar goles: “Nuestro objetivo es hacer cinco goles”, dijo el asturiano, que está convencido de que la Juventus puede marcar en el Camp Nou. Para ello no habrá otro remedio que “atacar, atacar y atacar. Y cuando nos relajemos un poco, volver a atacar”. De todas maneras, el asturiano no ve tan difícil que el Barça pueda llegar, para empezar, a los tres goles que necesitaría para igualar la eliminatoria: “Si hacemos el primer gol, el segundo lo hace el Camp Nou y el tercero cae solo”.

Luis Enrique, como ya hizo en la previa ante el PSG, fue cuestionado por qué palabras dedicaría a la afición para que estuviera al lado del equipo “Que no se vayan en el minuto 80. Creo que se fueron cuatro el día del PSG. Hasta el final lo vamos a intentar y ahora tienen otra oportunidad de vivir una noche histórica. Vamos a hacer todo lo posible para hasta el final intentarlo y ya se vio que podemos hacer tres goles en tres minutos. Hasta el 95 todos juntos”, argumentó. Además, el técnico cree que hay precedentes de sobras para ser optimistas: “Ya hemos logrado resultados esta temporada que serían válidos, pero no solo esta temporada, sino también las anteriores”.