COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Nunca es tarde para hablar de la selección ecuatoriana. Ya ha pasado un tiempo de las dos caídas que ‘El Equipo de Todos’ contra Paraguay y Colombia en la eliminatoria sudamericana rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018. Cristhian Noboa charló con los colegas de la estación radial ÁREA DEPORTIVA acerca de la situación de La TRI.

“Cada uno de nosotros tiene que, con cabeza fría, analizar en qué nos estamos equivocando, aceptar las críticas. Creo que ahora, más que nunca, no estamos bien y las críticas son mayores y hay que aceptarlas con respeto, porque sabemos que no estamos bien, pero claro está que no podemos entre nosotros acusarnos o apuntar con el dedo ‘no, es culpa mía, es culpa del otro’. Perdemos todos o ganamos todos. Vamos bien todos o vamos mal todos”, dijo el volante del Rostov FC de Rusia.

“Hoy por hoy, si se pone a ver selección por selección, más vienen levantándose, nosotros vamos cayendo. Solo depende de nosotros, primero la derrota ante Paraguay, luego Colombia, psicológicamente el equipo no estaba bien. Por todos lados hay críticas, cualquier excusa nadie lo va aceptar, es normal que todo mundo quiere que nosotros ganemos, que estemos de la mejor manera, pero a veces pasa”, añadió ‘El Zar’.

“Yo no quiero que pinchen de mala manera, que yo he puesto o he sacado jugadores, en ningún momento; jamás lo he hecho, jamás lo haré, pero hay que aclarar muchas cosas. Si ese jugador, uno u otro, no están y están haciendo un gran rendimiento afuera, nadie es loco para decir ‘yo no lo llamo a él, porque quiero perder’. Hay que tratar de entenderlo a él (Gustavo Quinteros), de respetarlo a él y tratar de unir más al grupo. No está uno u otro, pregúntenle a ellos por qué no están”, añadió el elemento de 32 años de edad.

De su momento con el cuadro ruso, el mediocampista señaló: “Se me acaba mi contrato en junio aquí en el Rostov. Yo vengo jugando después del mundial dos Copas Américas seguidas. Realmente, yo no he tenido vacaciones en mayo, junio y julio, entonces analizaré eso con mi familia, hablaré con el profesor Quinteros”.

De los extranjeros que ahora son ecuatorianos, opinó: “Por ningún lado uno puede pensar que por ser naturalizado me está quitando un puesto, al contrario, hay que abrir los ojos y preguntarse por qué está aquí un naturalizado y no un ecuatoriano. Si ellos se lo han ganado a punta de trabajo y a punta de esfuerzo, ¿por qué nosotros le vamos a decir que no?”.

Nota de: Víctor Loor Bonilla