COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Enner Valencia fue el ‘revulsivo’ que necesitó el Everton para destrabar un partido complicado ante el Burnley por la jornada 33 de la Premier League, el partido estaba 0-0 tras una dura primera parte.

Pero Enner ingresó al medio tiempo y le resultó ya que a los 49′ Paul Jagielka abrió el marcador, pese al empate transitorio, un autogol y el posterio gol de Romelu Lukaku a los 74′ dieron el 3-1 final.

Con esta victoria, los ‘tofees’ se mantienen en la lucha por los puestos europeos pero tanto el Manchester United y Arsenal tienen varios partidos menos.